Yesenia Moya: La batalla contra el cáncer de mama se gana con fe y valentía

2
179

Es tan impactante el momento en que el cáncer de mama llega a una mujer, que le cambia la vida para siempre, dejándole nuevos aprendizajes, o definitivamente quitándole la vida. Yesenia Josefina Moya, de 53 años de edad, zuliana de nacimiento, pero portugueseña de corazón, es otra de esas mujeres, valientes, batalladoras, que pudo sobrevivir a esta dura enfermedad, contando con sus grandes soldados.

Para enfrentar su enfermedad, utilizó como herramientas psicológicas la fe en Dios de que todo estaría bien, la tranquilidad y la serenidad. «Fue importante cómo tomé la enfermedad, tener la esperanza de pensar que todo esto pasaría y sería otro capítulo en mi vida».

Considera que esta enfermedad le dejó una lección de vida, porque para ella «la vida es un regalo», hay que disfrutarla, vivir más y preocuparnos menos.

Aparte de su familia en su recuperación- cuenta-, ha contado con el apoyo de la institución para la cual trabaja, Banco Plaza C.A; también de mis amistades, las cuales brindaron  apoyo tanto en lo económico como en lo sentimental y emocional y «le doy gracias a Dios por poner  ángeles bondadosos en mi camino de sanación».

¿A quién agradece haber superado el cáncer?

-Primero a Dios, por darme la fuerza para seguir adelante guerreando con este monstruo de enfermedad; luego gracias a los doctores Anairis Sequera, Alexis Marín, Marta Vásquez, José Ochoa y Ramón Cañizales, quienes participaron en mi proceso de sanación. Pido a Dios los siga iluminando para que continúen con esa gran labor de sanar y combatir esa terrible enfermedad, como lo es cáncer de mama.

También, de forma especial a mi madre, Carmen Teresa Moya Vargas, quien estuvo conmigo hasta el último aliento de su vida y tuvo que dejarme a mitad de mi proceso. Gracias madre, yo sé que ahora estás en un mejor lugar y que estás orgullosa de mí.

Igual a mi hijo, Gabriel, quien se portó como todo un guerrero dándome la fuerza para poder seguir en la lucha; a cada uno de mis familiares: hermana, hermano, sobrinos, primos y tía, que estuvieron dando todo lo mejor para mí; a mis amigas de vida, que siempre han estado a mi lado. Estoy agradecida: gracias, gracias, gracias, por formar parte de mi historia de vida y compartir este proceso.

¿Qué le dice a cualquier mujer que esté padeciendo de cáncer de mama?

-Que no pierdan la fe en Dios, él da las más difíciles batallas a sus mejores soldados. Cuando Dios nos da esas batallas, es porque sabe que somos suficientemente fuertes y valientes como para afrontarlas con su ayuda.

Aunque la batalla sea dura, sabremos que Dios nos dará las armas y las fuerzas necesarias para llevarla a cabo y salir victoriosas.

Yolianny Meléndez

 

2 Comments

  1. Felicidades bella guerrera
    son duras las batallas pero grandes las recompensas 🙏
    Una nueva oportunidad para escribir un mejor futuro
    exitos amiga

  2. Mi gran amiguita Guerrera y victoriosa así es, te felicito por tener esa valentía siempre de la mano de Dios, apuntando a que si se puede y lo lograstes, Así que tengo amiga para ratos para disfrutarla y a la distancia pero te llevo en mis corazon y en mis oraciones 💓

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí