Similitud entre sarcomas y miomas del útero debe ser vigilada

0
110

Los sarcomas en el útero son un tipo de cáncer muy infrecuente que aparece en el músculo de este órgano reproductor y que supone un riesgo para la mujer ya que se confunden con los miomas, que son tumores uterinos benignos y habituales.

El oncólogo e investigador clínico del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Madrid, Ricardo Cubedo, advierte de la similitud entre los sarcomas y los miomas de útero, sobre todo en fases iniciales, los sarcomas son un cáncer raro que aparece tanto en los huesos como en las partes blandas del organismo.

“En principio, todos los miomas del útero deberían alertar de la posibilidad, aunque sea remota, de un sarcoma y hay que vigilarlo”, recomienda el experto en una entrevista con Efesalud.

Cubedo considera que intentar llegar con este mensaje a todos los ginecólogos y otros especialistas relacionados de todos los ámbitos, desde la Atención Primaria hasta la consulta privada, “es harto difícil” y opina que es fundamental que los medios de comunicación transmitan esta información para que las mujeres sean conscientes si se les diagnostica un mioma.

Según el experto, casi todos los casos de sarcoma de útero “han pasado por un periodo anterior más o menos largo en el que el diagnóstico era de mioma”.

Si el sarcoma es agresivo da la cara antes al presentar en el músculo del útero un crecimiento rápido, doloroso y acompañado por sangrado, pero si es de bajo grado, “la paciente puede estar con un diagnóstico de mioma durante seis años”.

Por tanto, esta clasificación ayuda a diagnosticar el tipo de sarcoma, pero existen “barreras”, como la inexistencia de fármacos específicos o las trabas administrativas de regulación.

En consecuencia, el tratamiento habitual sigue siendo el convencional con la cirugía como piedra angular y con quimioterapia o radioterapia, según los casos.

En el caso de terapias más innovadoras como la inmunoterapia, que ha cambiado el rumbo de cánceres como el de pulmón o el melanoma, “no está funcionando bien en los sarcomas y no lo entendemos, porque aunque estos tumores tienen muchos antígenos y el sistema inmunitario debería ser muy activo frente a ellos, la verdad es que no lo es”.

Hay determinados anticuerpos monoclonales e inhibidores de ciclinas (proteína que ayuda a controlar la multiplicación celular), que se aplican en algunos casos “que podemos saltar las barreras administrativas para que nos permitan usarlos en una indicación que no está aprobada”, concluye el doctor Ricardo Cubedo.

Fuentes: Notitarde/ EFE.

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí