spot_img
InicioInformación SaludableParte MèdicoPie Diabético Complicado: Un Desafío en el Cuidado de la Diabetes

Pie Diabético Complicado: Un Desafío en el Cuidado de la Diabetes

La Importancia del Control de la Diabetes en la Prevención de Complicaciones del Pie

El pie diabético es un síndrome caracterizado por hipoperfusión tisular y daño a nervios  sensitivos, autonómicos y propioceptivos en los miembros inferiores del paciente diabético. Tiene múltiples variantes; la forma de presentación clínica dependerá del cuadro dominante en el paciente (mal perforante plantar, úlcera arterial, úlcera venosa, necrobiosis lipoidica diabeticorum). Es bien conocida la relación entre control de la diabetes y la aparición de las complicaciones en el pie del paciente diabético; cuanto mejor sea el control del paciente (dieta, ejercicios, medicamentos) menores complicaciones se esperan a largo plazo. El pie es el órgano más alejado del corazón, por lo tanto es el que menor perfusión recibe.

En el paciente diabético se dañan tanto la circulación microscópica como la macrocirculación, por efecto de las elevaciones de la glicemia y por los trastornos en el depósito del colesterol en la pared de los vasos. El pie diabético es una complicación de la diabetes, la cual debe ser manejada por un especialista en patología vascular y trastornos podológicos.

En el pie diabético la lesión vascular es el trastorno predominante. Los medicamentos deben incluir vasodilatadores y antiagregantes (pentoxifilina, aspirina, entre otros). Los antibióticos, en segunda línea, deben ser seleccionados cuidadosamente cubriendo el espectro de gérmenes más probables y con adecuada penetración en el tejido. Cabe recordar, que la infección en el pie diabético es quirúrgica; normalmente es polimicrobiana, y los cultivos sólo deben practicarse cuando el paciente tiene varias semanas en tratamiento.

En Venezuela son pocos los laboratorios que practican cultivos de anaerobios; los reportes estándar no detectan estos gérmenes. Otro aspecto es la nutrición; cuando es inadecuada, retrasa y enlentece el proceso de cicatrización.

La técnica en la cura es muy importante, no debe ser realizada por personal inexperto (el conocimiento detallado de la anatomía del pie es elemental) ni deben utilizarse productos irritantes como el betadine o los preparados de plantas.

Existe actualmente un sinnúmero de productos comerciales de probada eficacia con ph y osmolaridad controladas. El manejo del pie diabético es una rama eminentemente quirúrgica; el conocimiento del especialista es lo que hace la diferenc.ia entre la amputación y el retorno exitoso a una marcha funcional y lo más cercana a la normalidad.

«Por la boca muere el pez; el diabético por los pies».

(Dr. Ramón Antonio Santos Monasterios, fundador de la cátedra del pie diabético en Venezuela).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -spot_imgspot_img

Destacados

- Advertisment -spot_imgspot_img