Consumo de albahaca ayuda a disminuir niveles de colesterol y triglicéridos

0
87

Los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre configuran un tema del que
mucho se habla, pero no siempre se entiende a la perfección. Durante los
exámenes de rutina es común que los médicos indaguen por las cantidades de
estas sustancias en el organismo, por eso es importante comprender qué papel
juegan en la salud general del ser humano.

De acuerdo con información del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos
(NIH, por sus siglas en inglés), el colesterol es una sustancia cerosa que el
cuerpo necesita para funcionar correctamente y gozar de buena salud. Sin
embargo, es necesario que corresponda a cantidades adecuadas.

En ese sentido, el riesgo está en que los niveles poco saludables de colesterol
pueden derivar en múltiples problemas para el organismo. Esta sustancia se
encarga de transportar lipoproteínas (partículas compuestas por proteínas y
grasas) y se divide en dos categorías: Lipoproteína de baja densidad (LDL),
denominada colesterol “malo”; Lipoproteína de alta densidad (HDL), también
denominada colesterol “bueno”.

Cuando el colesterol LDL- o malo- adquiere niveles altos deriva en la
acumulación de placa en los vasos sanguíneos. En consecuencia, se genera
una especie de taponamiento de grasa que, a su vez, aumenta el riesgo de
sufrir un ataque al corazón, derrame cerebral u otras complicaciones de salud.
Por su parte, los niveles altos de colesterol HDL -o bueno- pueden reducir el
riesgo de sufrir problemas de salud. “El colesterol HDL transporta el colesterol y
la placa acumulada en las arterias hasta el hígado, para que pueda ser
eliminado del organismo”, anota el NIH.

En cuanto a los triglicéridos, la enciclopedia médica MedlinePlus los describe
como el tipo de grasa más común en el cuerpo humano. Por lo general,
provienen de alimentos como la mantequilla, los aceites y otras fuentes de
grasa presentes en la dieta. A pesar de esto, los niveles elevados de
triglicéridos también resultan perjudiciales para la salud, aumentando el riesgo
de enfermedades del corazón.

Dentro de los factores que inciden en el nivel de triglicéridos figuran comer
regularmente más calorías de las que se quema (especialmente azúcar), tener
sobrepeso u obesidad, fumar, consumo excesivo de alcohol, ciertos
medicamentos, algunos trastornos genéticos, enfermedades de la tiroides,
diabetes tipo 2 mal controlada y enfermedades del hígado o renales.

Los expertos consideran conveniente realizarse exámenes de rutina para llevar
un control, tanto de los niveles de colesterol como de triglicéridos. De igual
manera, aconsejan adoptar hábitos de vida saludable, como la alimentación
balanceada y la actividad física regular.

Beneficios de la albahaca
La albahaca, cuyo nombre científico es Ocimum basilicum, se asocia con el
sabor de la cocina mediterránea. Es una planta originaria de la India que fue
llevada a Europa por los griegos y ya en la antigua Roma se utilizaba para
aliviar los gases.

Dicha planta, es bastante popular en la gastronomía en general, pues aporta un
sabor particular a los platillos que la vinculan en su preparación; además, es
común encontrarle en múltiples recetas basadas en la medicina natural.
El portal de salud y bienestar Tua Saúde reseña que la albahaca ha sido usada
tradicionalmente para tratar afecciones respiratorias, como gripes, resfriados y
bronquitis, así como otras condiciones que incluyen: ansiedad, depresión,
insomnio, presión arterial alta, migraña, entre otras.

Se trata de una hierba aromática rica en aceites esenciales, como el geraniol,
eugenol y linalool. Además, posee buenas cantidades de taninos, saponinas y
flavonoides, según anota el citado portal.

Al ser rica en antioxidantes como flavonoides y taninos, el consumo de
albahaca está asociado con la disminución de los niveles de colesterol malo en
la sangre. En ese sentido, se convierte en una aliada para prevenir
enfermedades de tipo cardiovascular.

No obstante, es clave señalar que el consumo de albahaca no sustituye bajo
ningún concepto el tratamiento médico. Del mismo modo, es necesario
complementar su ingesta con otros hábitos saludables, como dieta balanceada
y ejercicio regular, para que exista un impacto sobre los niveles de colesterol y
triglicéridos.

Otra cualidad asociada con el consumo de albahaca es la pérdida de peso. Al
ser un potente diurético, esta hierba contribuye a la disminución del exceso de
líquido en el cuerpo.

“Asimismo, esta planta también ayuda a controlar la ansiedad relacionada con
el trastorno alimentario compulsivo, equilibrando el hambre y disminuyendo el
consumo de alimentos calóricos”, anota Tua Saúde.

Fuente: Semana

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí