La odontología preventiva es vital para evitar caries en los niños

0
110

La odontología pediátrica es de gran importancia debido a que los dientes son la guía para preservar a futuro las estructuras dentales de los niños y a la edad de seis años ya le sale el primer molar permanente y esa muela nunca se muda. Sin embargo, temas como este son desestimados por padres y madres, quienes no atienden estos casos en forma adecuada durante la infancia.

De acuerdo a lo expresado por la doctora Ana Virginia Alvarado, odontóloga general e
infantil, quien atiende en su consultorio en la residencia Los Llanos, avenida Las
Lágrimas, el primer molar que sale a los seis años, es la guía permanente de los
dientes y que también, con los caninos y los laterales hay unos espacios de primates,
fisiológicamente normales para el adecuado desarrollo y crecimiento de los dientes
permanentes.

«Esos espacios los observamos cuando los niños tienen los dientes separados, que son normales y van a lograr alcanzar en un futuro un tamaño adecuado y permanentes; en cambio, cuando vienen apiñados, no tienen su espacio”, detalló la odontóloga.

Señaló que es muy importante mantener los espacios porque al hacer las extracciones
tempranas en los niños pequeños, viene a futuro una mala oclusión y una mal posición
dental, ya que comienzan a salir los dientes en diferentes posiciones.

En este sentido, la odontóloga resaltó la importancia de esta especialidad ya que, de
lo contrario, se pueden presentar graves infecciones si los niños afrontan procesos
cariosos profundos, pues entonces, afloran abscesos periodontales; que pueden
ocasionarle daños que afecten una válvula cardíaca o también deteriorar un riñón por
las bacterias contraídas y sufrir de enfermedades estomacales, entre otras patologías,
por lo que es necesario que los dientes estén sanos.

Alvarado, subrayó que todo debe partir de una odontología preventiva para que en el
futuro el niño no sufra de caries, que es lo ideal; pero no esperar que se le formen
unas cavidades gigantes porque el responsable de la higiene bucal del niño es el
representante, desde que nace hasta los 7 años.

“Las bacterias producen ácidos, los cuales debilitan el esmalte y se produce un
proceso carioso. Con los primeros dientes que afloran entre los 6 u 8 meses, ya tienes
que cumplir la higiene. Si la madre da pecho, tiene que hacerle su limpieza con una
gasa de agua húmeda, que haya pasado por agua hervida, esta se pasa en la cavidad
bucal del bebé; bien sea para los que se alimentan con leche materna o fórmula”,
indicó.

La especialista resaltó, que en cuanto a la Lactancia Materna ocurre algo importante
«porque hace que todo los músculos del bebé se desarrollen, el sistema respiratorio y
la succión vaya mejorando cada vez, es decir, que la leche humana tiene propiedades
enzimáticas que van a ayudar a que no se formen caries dentales, lo contrario de la
leche maternizada o de fórmula, que contienen azúcares añadidas».

Advierte que no se trata de negarle un dulce a un niño de forma rotunda, pero no se
debe exagerar el mismo, sino tener en cuenta hacerle siempre su higiene adecuada,
ya que por ejemplo se le ofrece una golosina, una torta o se le da un tetero y los niños
se acuestan a dormir sin hacerse la limpieza de dientes.

“Hay niños de 2 años que ya tienen caries. Pero por qué no le das una fruta, un palito de zanahoria; es decir, enseñar a comer al niño de forma saludable desde chiquito; todos los carbohidratos se convierten en azúcar, todas las azúcares producen que las bacterias que estén en la boca produzcan un ácido y produzcan caries”, aportó Alvarado.

¿Por qué sufren los niños?

Al relacionar el tema del Odontólogo y los niños, se cree que los niños y las niñas, sufren porque van a ir con su médico; sin embargo, eso viene siendo un detalle menor por su capacidad de inteligencia y adaptación, el verdadero sufrimiento sigue recayendo en ellos pero como consecuencia del descuido de muchos padres y madres que atienden tarde las necesidades de sus pequeños.

“Aquí han venido niños con celulitis facial, que se han hospitalizado por 10 días, y
donde observamos estructuras óseas, con la cabeza tan cerca que se puede producir
una meningitis, entonces no se ve la importancia de esto. Todo parte de que los
padres sean preventivos, que no espere el dolor de muela o se le inflame la cara
porque incluso, dentro del marco legal, ahora eso es visto como maltrato infantil”,
ponderó la odontóloga.

Por último, la doctora Alvarado agregó que su carrera le ha brindado la oportunidad de
tratar pacientes desde que están en la etapa de infancia, unos que hoy ya tienen entre
17 y 21 años de edad y sus dentaduras están en muy buen estado, lo cual es muy
satisfactorio para ella como odontóloga.

Yolianny Meléndez

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí