El Día Mundial de la Parálisis Cerebral busca sensibilizar a la sociedad

0
178

La Parálisis Cerebral (PC) se debe a un desarrollo cerebral anormal, generalmente antes del nacimiento y durante los primeros años de la niñez. El Día Mundial de la Parálisis Cerebral, se conmemora el primer miércoles del mes octubre y apunta a sensibilizar a la sociedad sobre este trastorno neurocognitivo y su impacto en la calidad de la vida de las personas que viven con esta condición.

La PC es la causa más frecuente de discapacidad motora en la edad pediátrica. Constituye un problema de primera magnitud por las deficiencias que asocia, por su cronicidad y por las implicaciones médicas, sociales y educacionales que origina.

En un pequeño porcentaje de casos de parálisis cerebral, la causa es daño cerebral ocurrido a más de 28 días después del parto. Esto se llama parálisis cerebral infantil adquirida y por lo general se asocia a una infección (como meningitis) o a una lesión en la cabeza.

También, la PC se refiere a un grupo de trastornos que incluyen dificultad de movimiento y rigidez muscular (espasticidad).

Los cuatro tipos principales de parálisis cerebral son: Espástica, Atetoide (o discinético), Atáxica y Mixta. En todas las formas de PC, la expresión oral es difícil de comprender porque el niño tiene dificultad para controlar los músculos que intervienen en el habla.

Algunos niños con parálisis cerebral también sufren discapacidad intelectual, problemas de comportamiento, dificultades de visión o auditivas y/o trastornos convulsivos.

Causas y síntomas

En cuanto a las causas, se incluyen los daños cerebrales que pueden deberse a la privación de oxígeno, a las infecciones y las malformaciones encefálicas.

Los síntomas tienen intensidad variable y pueden ser torpeza apenas perceptible, dificultad sustancial para mover una o más extremidades, parálisis o rigidez que impide por completo la movilidad.

El diagnóstico se sospecha cuando el niño aprende tarde a caminar o a desarrollar otras habilidades motoras o cuando los músculos están rígidos o son débiles.

No hay curación para la parálisis cerebral, pero la fisioterapia, la terapia ocupacional y la logopedia, y en ocasiones el tratamiento farmacológico y/o quirúrgico, pueden ayudar a los niños a conseguir su máximo potencial.

La PC afecta aproximadamente a 2 o 3 de cada 1.000 lactantes, en especial los recién nacidos, prematuros, de menos de 28 semanas de gestación.

Es de resaltar, que no se trata de una afección progresiva, por lo que el daño no empeora gradualmente. A pesar de esto, las manifestaciones podrían cambiar en el transcurso de la vida del niño a medida que su sistema nervioso madura. La mayoría de los niños con esta condición llegan a la edad adulta.

Finalmente, el manejo de la parálisis cerebral debe tener como fin mejorar la calidad de vida del paciente y promover su plena integración.

Fuentes:  MSD Manuals/ Aeped

 

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí