El cuidador debe tener formación y vocación para atender a mayores

0
111

Cuidar a una persona es una gran responsabilidad, por eso quien vaya a desempeñarse como tal debe ser una persona con vocación por el cuidado, sobre todo cuando el adulto mayor tiene enfermedad mental o física; sin duda se empieza a lidiar emocionalmente con muchas situaciones, por lo que las familias deben buscar el perfil que se adecúe a las necesidades de esa persona mayor.

El loable trabajo de cuidador, es resaltado en otros países del mundo, como en España, que cada 5 de noviembre se celebra el “Día Internacional de las Personas Cuidadoras”, donde es una profesión. En el viejo continente, se encuentra desde hace un tiempo Willyeni Hernández, periodista venezolana, que además de ir en busca de mayor conocimiento académico y la posibilidad de una mejor de vida, terminó inmersa en el mundo del cuidador.

La experiencia de Hernández en España data desde 2015, cuando se inició como cuidadora no profesional de personas mayores, a la par que estudiaba un posgrado en Políticas de Igualdad y Prevención de Violencia de Género.

Dice, que su labor consiste en encargarse “de su cuidado personal, el cuidado de su alimentación y su casa; acá hay dos modalidades: cuidadores internos que pueden estar de lunes a viernes o domingo, y de fines de semana, y otros que son auxiliares que van a trabajar por horas; actualmente, trabajo con esta última modalidad”.

Además, explica que los cuidadores profesionales llegan a ser enfermeros y graduados con certificación.

Indicó que, como cuidadora no profesional, no prosee tal certificado, pero sí bastante formación en el área proveniente de distintos entes como la Cruz Roja, que tiene programas especiales para cuidadores no profesionales; también del sector privador, como la empresa llamada EDADES de Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) para mayores.

La cuidadora cuenta que hoy su trabajo está dirigido a una adulta mayor que padece de Alzheimer; sin embargo, previamente, ya tuvo otras 10 experiencias con personas de edad, algunos con dificultades de movilidad.  “La señora que cuido en la actualidad, por su condición, también ha perdido cierta movilidad, por lo que debo movilizarla, junto con la ayuda de otra chica, para que vaya al baño y se traslade por la casa”.

Base en Venezuela

La periodista expresa que sus ganas de formarse y vocación no se le hicieron tan extrañas, ya que iba con una experiencia base desde Venezuela, donde era prácticamente la cuidadora de su madre, quien a los 55 años presentó una enfermedad mental.

“Le diagnosticaron Trastorno Bipolar. Y ella fue mi maestra, previa a toda esta experiencia. En aquel momento una de mis falencias es que no tenía muchos de los conocimientos que tengo hoy en relación a esa patología, porque en Venezuela sigue siendo tabú cuando alguien presenta un tipo de enfermedad mental; en España hay un poco más de consciencia, se apoya a las familias con el sistema de seguridad social y existe apoyo psicológico”, atinó.

Finalmente, la cuidadora hizo un llamado, para que haya “más comprensión en las familias hacia esa persona mayor. Muchas de ellas han dado todo por el país, como mi mamá que fue educadora”, por lo que necesitan apoyo económico, pero “sobre todo emocional, para no perder el vínculo”.

Yolianny Meléndez

  

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí