Alta tasa de Toxoplasmosis registran recién nacidos

0
126

La toxoplasmosis es una infección causada por un parásito llamado Toxoplasma gondii, que puede ser transmitido durante el embarazo de la madre al bebé en gestación, que se contrae por la ingestión de carne y agua contaminada, así como por el contacto con heces de gato.

Así lo explica la doctora Victoria Escalona, pediatra infectóloga del Hospital Pediátrico “Dr. Agustín Zubillaga”, de Barquisimeto, quien resaltó que si la madre se infecta al inicio de su embarazo, cuando se está formando el bebé, esto puede producir malformaciones graves y hasta puede provocar un aborto espontáneo.

Según declaró a Bisturí Magazine, en algunos bebés con toxoplasmosis, se puede presentar un cuadro grave de la enfermedad en el momento del nacimiento o en la primera infancia.

Entre estos problemas médicos están el exceso de líquido dentro o alrededor del cerebro, lo que se conoce como hidrocefalia, las Infecciones oculares graves, Irregularidades en los tejidos del cerebro, agrandamiento del hígado o del bazo.

Con relación a los síntomas, dijo que la madre suele ser asintomática y por eso es importante que durante el embarazo se  practiquen las pruebas de laboratorio para así  obtener el  respectivo  diagnostico mediante pruebas de sangre que determinen los valores serológicos de anticuerpos frente a ese caso.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                             Dice que los síntomas de un cuadro grave de la enfermedad varían, pues el niño infectado, puede presentar problemas con habilidades mentales o motrices, ceguera u otros problemas de la visión, molestias de audición, convulsiones, enfermedades cardíacas e ictericia.

Según las cifras hasta un  70% de la población mundial ha mantenido contacto con el parásito, lo que ocurre es que sólo se presenta con gravedad en los recién nacidos porque la mujer se contagia estando embarazada.

Destaca Escalona, que actualmente la tasa de infección es alta, debido a que el control prenatal no se está cumpliendo de la mejor manera ni disponen del tratamiento adecuado para controlar la toxoplasmosis.

“Hay que insistir en el control prenatal para que todas las mujeres embarazadas obtengan  el diagnóstico y tratamiento oportuno, a fin de evitar complicaciones o malformaciones en el recién nacido”, asevera la especialista.

 

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí