Al donar un riñón estamos dando vida a otra persona

0
190

Pero es una decisión muy personal señala la donante Norma Lucena

Hace 48 años, la portugueseña Norma Lucena, inscribió su nombre en la historia médica venezolana cuando se convirtió en la primera donante de riñón de Hija a Padre, en  trasplante practicado en el Hospital Universitario de Maracaibo, el día 12 de febrero de 1973.

Apenas contaba 21 años de edad, siendo la mayor de 6 hermanos, la jovencita nacida y residenciada en Araure, optó por donar un riñón a su padre Miguel Camacho, a quien la enfermedad renal había deteriorado su calidad de vida.

“Fue  una decisión  tomada sin titubear y además siendo compatible con el receptor, no dudé en donar mi riñón. Y en ese momento sentí una gran satisfacción por haber ayudado a mi padre” comenta muy afamada Lucena.

Con ella, conversó Bisturí Magazine, a propósito del lema “Vivir bien con la enfermedad renal en Venezuela: Un ejercicio de resiliencia”, enarbolado por la Organización Nacional de Trasplante de Venezuela con el lema “Vivir bien con la enfermedad renal en Venezuela: Un ejercicio de resiliencia”, a objeto de promover
herramientas y conocimientos que permitan una mejor calidad de vida a los pacientes renales y sus familiares en nuestro país.

Asegura Lucena, que a pesar  de funcionar su organismo con un solo riñón, su vida no cambió y logró constituir una familia sin problemas, conformada  por dos hijos y su esposo  Alí Rodríguez.

-Como  fiel testigo del padecimiento renal de su papá ¿Qué le aconsejarías a la ciudadanía, principalmente a quienes sufren este mal?

-Le aconsejo que se cuiden y que al observar el primer síntoma acudan el médico para su tratamiento inmediato.  Hay que estar atentos para prevenir y no descuidarse.

-Como donante ¿Cuál es tu mensaje?.

-Que no sientan temor de donar un riñón. Pero claro, es una decisión muy personal. Lo importante es que al aportar este órgano para un trasplante estamos ayudando a la vida de otra persona, siempre y cuando  sean compatibles, la vida del donante continúa igual.

Elizabeth Houllier

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí