A niños y adolescentes hay que educarlos sobre salud sexual

0
324
  • Tanto en el hogar como en instituciones educativas no puede seguir siendo un tema tabú y deben proporcionar información adecuada para evitar enfermedades, indica el urólogo Carlos Lugo

Elizabeth Houllier

La salud sexual no es más que un estado de  bienestar emocional, físico, social, corporal en hombres y mujeres, que requiere un enfoque positivo y respetuoso a fin de generar una relación reproductiva entre parejas de una manera placentera y sin riesgos.

Es así como lo explica el doctor Carlos Lugo, especialista en Urología y Cirugía General en la Clínica Los Cedros, al resaltar que la salud sexual es un elemento que ayuda al desenvolvimiento diario de la persona y a su comportamiento en la sociedad,  por lo que es necesario dejar de percibirlo  como un tema tabú dentro del entorno.

La sexualidad abarca aspectos como el sexo, la identidad de género, el erotismo, el placer, la reproducción y la intimidad. Se expresa en pensamientos, valores, creencias, deseos, actitudes, roles y prácticas.

En entrevista para Bisturí Magazine, destacó Lugo que las personas con una salud sexual felizmente desarrollada   mantienen una constante comunicación, logran una mayor integración en sus relaciones interpersonales y mejor desarrollo dentro de la sociedad.

Dr. ¿Cómo lograr una salud sexual saludable?

-Lo importante – dice Lugo.- es la educación a partir del desarrollo sexual. Pero, principalmente, tanto en el hogar como en las instituciones educativas se maneja el tema  de la sexualidad como un tabú, cuando en realidad se debe tratar desde temprana edad, sustentado en un sistema de educación con información constante, real, verificada, con base científica para instruir a niños y adolescentes.

Se trata de una herramienta importante, como lo es la protección, porque ese individuo que se está formando con conocimientos científicos sobre la salud sexual, va a tener a mano los elementos esenciales para desarrollar una actividad sexual con seguridad, organización, planificación, que es muy importante conocer desde temprana edad, sin tabú en el núcleo familiar, la institución ni en la sociedad.

Para Lugo, si se está hablando de sexualidad como relación interpersonal entre la pareja uno de los elementos más importante es la comunicación, que no exista tabú entre el hombre y la mujer para expresar lo que desean y aspiran y así lograr una buena relación sexual.

“Este es un aspecto que siempre le comento a mis pacientes, porque la comunicación es primordial. Hay parejas que realmente siempre no van a lograr un estado de satisfacción  porque no son compatibles durante el desarrollo del acto sexual, situación que se traduce en un fracaso debido a que una de las partes no está expresando su inconformidad”, aduce.

Considera que siempre una buena comunicación ayuda a la integración con la pareja para lograr unas relaciones placenteras, sentirse cómodo porque hay que estar claros que la sexualidad es un acto de ejercicio físico, que está presente la actividad cardiovascular y también lo más conveniente es conservar una pareja estable.

-Con relación a los casos de enfermedades de transmisión sexual. ¿Qué nos comenta en estos momentos?.

-Es preocupante por desinformación a nivel del hogar  y  sector educativo. Una de las principales enfermedades  a nivel mundial es el Virus de Papiloma Humano (VPH), es la más frecuente, 8 de cada  10 individuos presentan este virus, el 99 por ciento de contagiados ocurre en el acto sexual., en jóvenes que no reciben información adecuada, ni usan ningún tipo de protección, aun cuando lo que se aconseja es el uso de preservativos. Realmente ha habido un aumento significativo de la enfermedad.

Señala que sobre la enfermedad hay poco información, que de su consultorio se han  dado casos de parejas que optan por separarse por considerarlo un acto de infidelidad.

“Principalmente, un alto índice de adolescentes que no usan preservativos ni ningún tipo de protección. Otra enfermedad que ha ido en aumento es la gonorrea, especialmente en jóvenes que son contagiados en el primer acto sexual, causando un fuerte impacto psicológico. Esto demuestra que no están recibiendo una información adecuada, que no se está fomentando en el hogar, en planteles educativos ni en la sociedad se está fomentando el uso de preservativos para prevenir la enfermedad”, puntualiza.

A su juicio,  los planes institucionales y gubernamentales siempre se han basado en medidas curativas más que preventivas, por lo que hay que intensificar la información para prevenir contagios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí